Reclusorio (1997) watch online (quality HD 720p)

Date: 22.11.2017

Reclusorio (1997)

We offer you to watch the movie Reclusorio (1997), which you can enjoy in the arms of a loved one. This film is in HD quality. Less words, more movies! Watch and enjoy!

El reclusorio lo controlan pandilleros que se autodenominan retirados, que odian a muerte a los pandilleros activos, que a su vez odian a muerte a los retirados. Se respira demasiado odio en Sendero de Libertad. Suficiente para dar por finalizado el interrogatorio sin protocolos o posibilidad de alegatos. Lo pisotearon arrastraron patearon.

Al poco ya no pudo. Lo patearon en la cara brazos nalgas piernas espalda pecho boca… Lo patearon. Del personal del centro nadie intervino. Suena horrible, pero Alexander sabe que tuvo suerte.

Alexander y su pecho esperan volver a las calles en febrero. Los del Sector 1 se salen de las casas a beber y a endrogarse. Por eso hoy tenemos lo que tenemos. No es solo del olor. Las incontables fugas y la violencia entre los internos —y hacia los empleados— obligaron poco a poco a sectorizar, a crear zonas de aislamiento y a levantar garitones de vigilancia y muros coronados con alambre razor. Eso lo dijimos toda la vida.

Susana Dosamantes - IMDb

Paulino es sincero, mesurado y propositivo. Todo al mismo tiempo. Paulino camina por todos los sectores sin temor a ser agredido. Es porque nunca los ha denigrado ni los ha insultado, me dijo. La respuesta fue un coro desordenado pero voluntarioso: Es la base de todo. Y les hicieron una toma. Creo que los comentaristas eran Carlos Aranzamendi y Tony Saca.

Es como un trofeo. Sus padres han puesto una denuncia en el juzgado que lleva su caso, el Segundo de Santa Tecla. Miden menos de un metro de anchura por menos de dos metros de largo.

De noche los encierran. Tampoco le voy a espabilar. Mejor tratar de llevar las cosas en paz. Le aterroriza la idea de que lo muevan. Durante el ingreso del grupo hubo amenazas, insultos, pedradas y carreras, pero la presencia de custodios armados y la inminencia de la noche pospusieron lo inevitable. El grupito fue llevado a una casita a la que llamaban la Conejera.

En la pandilla nadie puede negarse a la batalla. Las armas en ambos bandos eran las mismas: Los heridos se acumulaban. Los pasillos, saturados de malheridos.

Yo tengo dos hijas, y me pregunto: Don Nati forma parte de. No necesariamente por un apodo uno se va a enojar.

Uno tiene que adaptarse al tipo de lugar. De la nada, una cabeza juvenil que se asoma por una ventana enrejada. Don Nati es un hombre curtido. De la nada, frente a la otra ventana enrejada pasa otro joven que, suponiendo a don Nati en la soledad, grita con ganas: El joven se aleja riendo una risa cavernosa. Don Nati me mira con pena.

Yo hago como que no he escuchado nada. Pero no se hacen cumplir. Y lo menos que podemos hacer es dar gracias a Dios. Ante la pasividad del Estado, en Sendero de Libertad sigue habiendo extorsiones, violaciones, castigos salvajes, torturas y tatuajes-sentencia en contra de la voluntas.

Dicen que se ha calmado tantito, pero las bromas habituales en Sendero de Libertad van desde revolcadas en el fango hasta ser metido en un barril y tirado por una pendiente. Si uno no se pone vivo, le cae una gran pedrada a uno.

Es cacao, para hacerles chocolate. La semilla de cacao sabe amarga. No cualquiera puede serlo. Y para desayuno les dejamos huevo duro con tomatada, frijolitos guisados, queso, dos franceses y la bebida: Ah, y siempre se les da un pan dulce. Me encanta mi trabajo, dice. La clave, dice convencido, es la familia. Si la familia funciona, la sociedad funciona. Yo soy licenciado y traeme el caso, dicen, pero algunos ni se acercan a platicar con los muchachos. Por su personalidad —introvertido, poco confrontativo—, pero sobre todo por su cargo, al director Castillo le toca ser optimista.

Dirige un centro ruinoso, donde a veces no hay ni para comprar una pelota o un chorro, pero prefiere ver el vaso medio lleno. Pero tres lustros viendo desde primera fila el enquistamiento no pasan en vano. El problema es que no se trata solo del joven: Yo eso le digo a la gente para hacer conciencia: Seres humanos que son, dice. Pero todos esos estudios pecan de superficialidad: Las palabras pesan, el eco silencioso ensordece.

María Rojo - Wikipedia

Ayer trasladaron a cinco para Tonacatepeque. Descubrieron a tiempo que eran de la Mara. En el hecho fueron capturados en flagrancia el acusado y un vigilante del lugar. Pero en El Salvador hay una serie de realidades a las cuales tenemos que responder.

O todo a la vez. Hubo suerte dispar en los interrogatorios. Otros dos salieron relativamente bien librados: Media vez una persona anda en esto, ya estuvo. Al otro le fue peor. Los problemas regresaron a las calles.